Parroquia Santa Cruz albergará a haitianos que no pudieron abordar vuelo de regreso a su país

Pedro Labrín SJ: “Lo que necesitamos es organizar un voluntariado para preparar comida y servir. Los insumos los otorgará la municipalidad pero no hay mano de obra".

Una vez más la parroquia Santa Cruz de Estación Central se convertirá en albergue, pero esta vez no en el marco del “código azul” que funcionó durante el invierno en ayuda de quienes viven en situación de calle.

Para los haitianos que no pudieron volver a su país en el vuelo del miércoles 7 de noviembre, se habilitará el templo como dormitorio, medida temporal que aún no tiene fecha de término.

Pedro Labrín SJ, párroco de la Santa Cruz, explica que todo lo que se requiera para asistir a estas 60 personas lo suministrará la municipalidad de Estación Central, pero es necesario organizar un voluntariado.

Respecto de esta situación que provocó que un grupo importante no pudiera abordar el vuelo, Pedro Labrín SJ señala que “se genera un clima de desconfianza respecto de la seriedad del proceso, y la noticia de la partida pasa a ser opacada por el fracaso de la inscripción. A nosotros nos toca hacernos cargo de la emergencia respondiendo con los medios que tengamos de la mejor manera posible para hospedar a quien quedó en la calle”.