Francisco envía carta a los obispos de Chile

El Santo Padre se refirió al informe elaborado por Monseñor Charles Scicluna, Arzobispo de Malta, y el Reverendo Jordi Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quienes en febrero de 2018 recogieron 64 testimonios en Santiago y Nueva York sobre casos de abusos perpetrados por sacerdotes en Chile.

El pasado miércoles 11 de abril, en conferencia de prensa, el presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Santiago Silva, leyó una carta que el Papa Francisco escribió a todos los obispos de Chile. Esto luego de haber recibido el informe, de 2.300 folios, elaborado por Monseñor Charles Scicluna, Arzobispo de Malta, y el Reverendo Jordi Bertomeu, oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quienes en febrero de 2018 recogieron 64 testimonios en Santiago y Nueva York sobre casos de abusos perpetrados por sacerdotes en Chile.

“Les envié a escuchar desde el corazón y con humildad. Posteriormente, reconocieron ante mí haberse sentido abrumados por el dolor de tantas víctimas de graves abusos de conciencia y de poder y, en particular, de los abusos sexuales cometidos por diversos consagrados de vuestro País contra menores de edad”, se lee en la carta. Bergoglio añadió que, tras una lectura pausada del documento, los testimonios “hablan en modo descarnado, sin aditivos ni edulcorantes, de muchas vidas crucificadas y les confieso que ello me causa dolor y vergüenza”.

El Santo Padre pidió a los 34 obispos, reunidos en la 115ª asamblea plenaria, “colaboración y asistencia en el discernimiento” de las medidas que se tomarán a corto, mediano y largo plazo. Fueron citados a Roma a una reunión que quedó fijada para la tercera semana de mayo.

En su carta, Francisco reconoció haber incurrido en “graves equivocaciones de valoración y percepción de la situación, especialmente por falta de información veraz y equilibrada”. Y añadió que “desde ahora pido perdón a todos aquellos a los que ofendí”.

Puedes leer la carta completa aquí.