P. Fernando Montes SJ celebra 50 años de sacerdocio

Con una eucaristía de acción de gracias en el Templo San Ignacio, el jesuita fue acompañado en sus bodas de oro sacerdotales por su comunidad, familiares, amigos y miembros de la Compañía de Jesús.

Acompañado de su comunidad -San Roberto Bellarmino-, familiares, amigos y miembros de la Compañía de Jesús, celebró ayer sus 50 años de sacerdocio el P. Fernando Montes SJ, con una misa en el Templo San Ignacio.

En la oportunidad, el P. Roberto Saldías SJ leyó una carta del Padre General de la Compañía de Jesús, Arturo Sosa SJ, al P. Montes que decía “con usted quiero dar gracias a Dios-Padre que lo ha llevado de su mano hasta ahora y pido a Él que lo siga guiando, hasta el final de sus días y le permita experimentar el consuelo de su amor y su gracia”.

En la homilía, el padre Montes agradeció su larga vida sacerdotal “más fecunda que lo que yo hubiese soñado”, a Jesús, a sus padres y a la Compañía de Jesús, “que le dio horizontes”. Recordó, asimismo, su año en Roma -mientras esperaba su cupo en la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica- que coincidió con la realización del Concilio Vaticano II, periodo que lo marcaría fuertemente por los cambios vertiginosos que por esos días se vivían en la capital italiana. “Fue un año notable, sin duda, viví el tránsito hacia una iglesia que volvía a sus orígenes”, puntualizó.

Fernando Montes nació en 1938 en Santiago e ingresó al noviciado de la Compañía de Jesús el 8 de abril de 1954.  Se ordenó sacerdote 14 años más tarde, el 2 de agosto de 1968. Es Licenciado en Filosofía, Teología y Sociólogo, y ha sido maestro de novicios; colaborador y director de la Revista Mensaje; Provincial de la Compañía de Jesús entre 1978 y 1984 y, posteriormente, ecónomo provincial. En 1997 asumió como rector de la Universidad Alberto Hurtado, cargo en el que estuvo por 19 años, hasta 2016. Actualmente, es miembro del consejo directivo de la Revista Mensaje, colabora en el Centro de Espiritualidad Ignaciana (CEI), y es el encargado de la casa de Las Brisas.