Parroquias Jesuitas

La Compañía de Jesús tiene a su cargo cinco parroquias ubicadas en las diócesis de Arica, Melipilla (en la comuna de Padre Hurtado) y Santiago (en Estación Central). Además, cumple un relevante servicio atendiendo a comunidades mapuches y chilenas de la zona de Cañete y a comunidades de migrantes y chilenos, mediante la Parroquia no Territorial de los Campamentos de Antofagasta.

Junto a nuestros compañeros de América Latina, reconocemos que la parroquia jesuita está llamada a organizarse subrayando lo comunitario, como una “comunidad de comunidades”. Deseamos que en cada una de las parroquias en que estamos presente se destaquen, de manera particular, cinco dimensiones fundamentales de la vida cristiana y eclesial en su vida comunitaria:

  • Comunidades de fe en Jesucristo y su Reino
  • Comunidades fraternas
  • Comunidades misioneras
  • Comunidades solidarias
  • Comunidades litúrgicas

Actualmente hay un número significativo de sacerdotes, hermanos y estudiantes jesuitas que, en corresponsabilidad con laicos y laicas de cada una de las comunidades, han asumido la misión de servir en el apostolado parroquial.

Nuestras parroquias

  • Parroquia Nuestra Señora del Carmen, Arica

    parroquia-el-carmen-arica La parroquia Nuestra Señora del Carmen se fundó el 25 de junio de 1965. Su primer párroco fue el padre Luis Gallardo SJ., quien empatizó con los problemas que inquietaban a los pobladores del sector, principalmente, la falta de agua y de vivienda. Lentamente, la comunidad comenzó a organizarse en torno a actividades de catequesis de preparación para los sacramentos y de servicio comunitario.

    En los años 80, los parroquianos sintieron el llamado a luchar contra los abusos de la dictadura militar y por una sociedad más justa. Así, al igual que otras muchas, la parroquia se convirtió en un refugio de solidaridad en los años más oscuros de nuestra patria.

    En las últimas décadas, desde esta sede parroquial se impulsó la creación de la primera comunidad terapéutica de Arica para rehabilitación de adictos a las drogas y en 2003, junto al padre Claudio Barriga, se gestionó la fundación San Pedro Claver, dedicada a dar acogida a los discapacitados mentales del barrio.

    Dirección:
    Templo Parroquial: Tucapel 2518, Arica. Ver mapa

  • Parroquia Santa Cruz, Arica

    capilla-san-eduardo-aricaLa Parroquia de la Santa Cruz fue fundada en enero de 1960 y su primer párroco fue el padre Alejandro Lamas SJ. Desde su origen, se caracterizó por el sello social de su pastoral, ubicada en una de las localidades más pobres de la zona.

    Otra característica, que tal vez sea la más distintiva en la actualidad, es su fuerte vinculación con la religiosidad popular de la zona que se expresa vivamente en los bailes religiosos en homenaje y devoción a la Virgen María, sea de La Tirana, Las Peñas o Timalchaca.

    Actualmente, la parroquia es sede de cinco asociaciones de bailes religiosos (La Tirana, Timalchaca, Octubre, 8 de Diciembre y San José). La vida del barrio y de la comunidad parroquial está fuertemente marcada por todo lo que rodea a los bailes religiosos.

  • Parroquia San Ignacio de Loyola, Padre Hurtado

    parroquia-san-ignacio-p-hurtado-01La parroquia San Ignacio de Loyola se fundó el 12 de mayo de 1940 en la antigua localidad de Marruecos (actual comuna de Padre Hurtado). La iniciativa fue de Alberto Tagle Ruiz-Valledor, dueño de terrenos en la zona, quien encontró un aliado en el padre Alberto Hurtado para construir este espacio de encuentro, que desde el comienzo tuvo un fuerte sello rural.

    Hasta 1964, al lado de la parroquia se ubicó el Noviciado, donde estudiaban los jesuitas. Por esa razón, muchos jóvenes estudiantes de sacerdocio apoyaron el trabajo pastoral de la parroquia en sus primeros años.

    Una característica distintiva de la parroquia en la actualidad es la fuerte presencia juvenil, que se reúnen en torno a las actividades relativas al sacramento de confirmación, grupo scouts y otras.

  • Parroquia Jesús Obrero, Estación Central

    parroquia-jesus-obrero Alrededor de 1925, el padre Francisco Correa, director de la Congregación Mariana, comenzó su labor apostólica en la zona sur poniente de la Diócesis de Santiago. Con ayuda de Luis Pérez y su esposa Elvira Contreras, comenzaron a atender religiosamente el barrio obrero de la Población Velásquez.

    En 1930 se fundó un centro de estudios nocturnos que funcionaba durante los días de semana frente a la capilla. De a poco, el trabajo parroquial de la zona fue congregando diversos apoyos, hasta que el 16 de Julio de 1944, Monseñor José María Caro fundó la Parroquia Jesús Obrero, siendo el padre José Garrido su primer párroco.
    En 1952, tras la muerte del padre Alberto Hurtado, fue sepultado en la parroquia y, tras su beatificación en 1994, comenzó a construirse el santuario que lleva su nombre junto a la sede parroquial. Actualmente, sus restos descansan en el  santuario.

    Desde su origen, la comunidad parroquial ha estado marcada por características que siguen vigentes: la participación laical, la opción por la justicia y los pobres; una preocupación especial por la formación, la gran presencia de jóvenes y su carácter extraterritorial.

  • Parroquia Santa Cruz, Estación Central

    parroquias-santa-cruz-estacion-centralUbicada en la población Los Nogales, en la comuna de Estación Central, la Parroquia de la Santa Cruz fue fundada en el año 1962, aunque tomó su nombre actual en 1968. Su primer párroco fue el padre Gonzalo Larraín SJ.

    Desde sus primeros años, tuvo un marcado sello social y de solidaridad, ofreciendo, como muchas otras parroquias durante la dictadura militar, un refugio solidario para los hermanos que corrían peligro.

    Bajo el liderazgo del padre Santiago Marshall SJ, se realizaron múltiples iniciativas como los comedores populares, “comprando juntos”, bolsas de trabajo, entre otras actividades de solidaridad que han marcado su identidad.

    El padre Carlos Klem fue otra figura importante de los primeros años de la parroquia, pues acompañó, desde su surgimiento como operación sitio, a la población Santiago, de donde emergió la comunidad de fieles San Esteban de Hungría.

    En la actualidad la parroquia sigue teniendo ese marcado sello social. Ejemplo de ello, es la iniciativa de comedores populares que acogen de lunes a viernes a personas en situación de calle.

    Una particularidad de sus últimos años ha sido la de dar acogida a la población migrante, especialmente haitiana que ha llegado al sector. Para ellos ofrece todos los domingos misa en creole.

  • Parroquia de los Campamentos, Antofagasta

    parroquia-deloscampamentos La Parroquia no Territorial de los Campamentos de Antofagasta tuvo su inicio oficial el 16 de agosto de 2015. La iniciativa busca trascender a los criterios geográficos para acercar la Iglesia a los habitantes de los diversos campamentos repartidos en la zona de Antofagasta.

    Su párroco es el obispo Pablo Lizama quien hizo un gesto significativo al asumir personalmente el cuidado pastoral de sus fieles. Para apoyarlo en esta labor, nombró al padre Juan Agustín Bravo SJ, como su vicario parroquial.

    Entre las actividades asociadas a la parroquia destaca el centro de formación técnica que ha estado implementando el padre Felipe Berríos SJ, como respuesta a la demanda de capacitación laboral de los parroquianos.

    Se calcula que el 80% de los habitantes de los campamentos de Antofagasta son migrantes. Una riqueza multicultural que también se traduce en las expresiones religiosas, y que hacen de los campamentos un verdadero desafío para la animación pastoral de sus fieles.

  • Misión Jesuita en Tirúa

    parroquias-tiruaLa misión jesuita en Tirúa comenzó el año 2000 con la esperanza de compartir la vida y vincularnos más estrechamente con el pueblo Mapuche.

    La comunidad de Tirúa tiene el sello de la inserción que responde al anhelo profundo de compartir las alegrías y tristezas del pueblo Mapuche y sumarnos como cuerpo apostólico a su causa y su lucha.

    Actualmente, la misión jesuita en Tirúa tiene a su cargo las 13 capillas de la zona de Tirúa que corresponden a la sede parroquial de Cañete. Su trabajo tiene un fuerte componente de servicio, diálogo y, por supuesto, es fuente de constante aprendizaje y diálogo intercultural.

Encargado del Área:
P. Orlando Contreras SJ