Anímate a vivir en profundidad esta Semana Santa con el Retiro del CEI

Desde el jueves 18 al sábado 20 de Abril se desarrollarán las actividades de reflexión que este año incluyen materiales, alojamiento y comidas, ¡no te quedes fuera!

 

RETIRO DE SEMANA SANTA. ÚLTIMOS CUPOS EN EL CENTRO DE ESPIRITUALIDAD IGNACIANA
¿Cuándo?: Jueves 18 de abril a partir de las 19:00 hrs. |Salida sábado 20 a las 21:00 hrs
Adhesión: $82.000 (incluye materiales, alojamiento y comidas).
Lugar: Casa de Retiro Padre Hurtado.INSCRIPCIONES
Escríbenos a [email protected]
Llámanos al (+56) 2 2838 7540 | (+56) 2 2838 7547
Y en su página web 
¿Ya decidiste cómo vivir tu Semana Santa?
Algunos colaboradores del CEI te motivan a vivirla: 

“Disponibles a la fragilidad, acogiendo nuestros límites con misericordia para nosotros mismos, soltando la tensión del dolor, dejándolo ir en un Amén que nos devuelve a la vida y a la felicidad para distinguir al Resucitado en esta tierra en todo y en todos”.

Ximena, laica

“En silencio contemplando el misterio del amor infinito que se nos regala en sacrificio por nuestra salvación”.

Ricardo, laico

“Debiera vivirla con mucho silencio, acompañando a Jesús en sus sentimientos, temores, confusión tal vez…, en su dolor. En oración, y mirando al Padre, su filiación, así como la nuestra (dolor y gratitud). Ayuda intentar algo de ayuno y penitencia”.

Maruja, laica

“1.Buscar con la mirada a Dios, en el tumulto de la vida. 2. Sentarme a descansar y contemplar mi existencia al lado de Dios. 3. Intentar mirar lo que Dios mira. 4. Aprender del dolor, rastreando sus huellas en mi y la fortaleza que permitió desarrollar. 5. Honrar mi historia y la de los que me antecedieron. 6. Agradecer la vida y la muerte. 7. Explotar de alegría sólo porque existo”.

Agustina, religiosa

“Para vivir bien la Semana Santa es importante mantener fija la mirada en Jesús para poder percibir desde su corazón el sentido profundo del amor incondicional, de la humildad, de la confianza… Es importante mantener el silencio activo que nos permite coger en cada lectura bíblica los gestos de Cristo, coger en cada persona el Espíritu Santo que actúa”.

Elizangela, laica.